La batalla entre los asesores de voto (Proxinvest, miembro francés de la alianza europea ECGS) y la compañía Renault ha resultado en la dimisión de su Presidente, Carlos Ghosn, tras haber estado en prisión desde el 19 de diciembre del 2018.

Este jueves 24 de enero, Renault anuncia la esperada dimisión de Carlos Ghosn para evitar tener que pagarle un bonus extraordinario. El acuerdo financiero entre Renault y Ghosn sigue sin estar claro: se estima que el bonus puede costarle a la compañía hasta 30 millones de euros, sin contar con la jubilación.

El CEO de una sociedad anónima, en calidad de director, es revocable a voluntad del consejo de administración. Dadas las complicaciones y dificultades legales, Ghosn tuvo que renunciar a su cargo en el grupo automovilístico quedando un interrogante: ¿Cuánto costará dicha partida?

Para responder a esta pregunta, analizaremos los tres temas más importantes:

  1. Un plan de jubilación excesivamente generoso

Carlos Ghosn se beneficia de un plan de pensiones de prestación definida con la condición de que sea miembro de Renault. Este plan de pensiones permite la atribución de una pensión adicional con un máximo de 764,946 € por año, renta que supera con creces el límite de 300,000€ establecido por nuestro socio francés de ECGS, Proxinvest, en sus directrices de gobierno corporativo.

  1. Remuneración y asignación de acciones en juntas generales

Ghosn se beneficia de cuatro planes de acciones que suman hasta 380,000 acciones valoradas en 21.6 millones de euros. La asignación final de acciones está sujeta a la pertenencia del beneficiario dentro de Renault, con la excepción de “jubilación o retiro voluntario”. Si Ghosn renunciase a estas posiciones por iniciativa propia para poder hacer valer sus derechos a la jubilación se le podrían otorgar definitivamente todas las acciones del plan de remuneración a largo plazo valoradas en 22 millones de euros.

Con respecto a las acciones otorgadas como parte de la remuneración variable diferida, la compañía aplica la misma excepción con la condición de pertenencia. Por lo tanto, si Ghosn hace valer sus derechos a la jubilación, podría reclamar la totalidad del plan de acciones, estimadas en 4 millones de euros.

Si el consejo de administración hubiese asignado una prorata temporis definida, la remuneración sería menor. Proxinvest estima que podría llegar a los 14 millones de euros.

Sorprendentemente nunca ha existido la oportunidad de votar sobre el tema de remuneraciones en ninguna junta general. Esto permite la adquisición definitiva del plan de acciones en caso de que Ghosn dimita y esté sujeto al procedimiento de los acuerdos regulados. Pero no ha sido el caso: esta asignación de acciones debería haber constado en los informes de auditoría y no hay rastro de tal información.

  1. El pago de una cláusula de no competencia ya no tiene intereses, haciendo que su pago sea improbable

Un acuerdo de no competencia entre Renault  y Ghosn se sometió a votación por primera vez en la junta general de accionistas de 2015 y se aprobó con solo el 63.50% de los votos. El ejecutivo puede recibir a cambio de su obligación de no competencia “durante el período de aplicación del acuerdo y sujeto a la no violación del mismo, una contribución financiera bruta correspondiente a dos años de compensación bruta total (fija y variable), pagadera en veinticuatro cuotas mensuales”, habiéndose especificado que el Consejo de Administración “decidirá, a la salida del Sr. Carlos Ghosn, la aplicación o no de esta cláusula de no competencia y podrá renunciar unilateralmente a la aplicación de esta cláusula”. De este modo, Ghosn seria remunerado con una suma de entre 4 y 5 millones de euros, una cantidad excesiva en vista de nuestra política de voto que limita este tipo de compensación a un año (fija y variable).

ECGS considera que, si Ghosn renuncia por iniciativa propia, no debería beneficiarse de las generosas condiciones de salida, a excepción de su pensión complementaria. Sin embargo, en caso de renuncia para reclamar sus derechos de pensión, la remuneración o beneficios post empleo podrían ser reclamados. Recomendamos que el consejo de administración aclare este tema lo antes posible.

Hablando en su primera entrevista oficial tras haber sido detenido el 19 de Noviembre, Ghosn confirma que “existía un plan de integración entre Renault, Nissan y Mitshubishi Motors” y que los cargos presentados en su contra no son más que una conspiración y una traición.

Artículo original publicado en Proxinvest

Deje su comentario

Your email address will not be published. Las casillas marcadas con * son obligatorias